Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

OUTLET COFRADIERO

La crisis que nos ocupa produce situaciones hasta ahora poco vistas. Me comentan algunos buenos amigos, artistas y artífices de menaje y enseres de las cofradías, que se ha puesto como habitual por parte de muchas Hermandades el abandonar a medias los proyectos que se venían realizando en los talleres, quedando todo un río de material en distintas fases de ejecución amontonado en los almacenes de estas factorías, para congoja principalmente de sus autores.

Este lío, porque es un lío para todos, al final provoca la agitación del ingenio de propios y extraños, lo que ha dado en devenir en una legión de corredores y tratantes de material cofrade variado. Así, es habitual encontrar por los corrillos cofradieros ofrecimientos de medias candelerías, varales sueltos, faroles individuales de esquina, guiones y sayas con bordados de ocasión, y un largo etcétera de diversa cacharrería cofrade, en el mayor de los casos nuevas de la aguja, y a precio de ganga.

Todo ello, por supuesto se une a la habitual oferta de material usado y generalmente algo averiado, que suele circular también entre las distintas Hermandades, con lo que el mercado ha cogido un auge, que como diría uno de los ahora famosos comentaristas financieros, empuja hacia abajo los precios. Gloria bendita por tanto, para los necesitados de avíos para sus cortejos, en especial las nuevas corporaciones, asociaciones, agrupaciones y otras hierbas, que son gran camada en la actualidad y suponen el marchante propicio para darle salida a todos estos bártulos, o al menos los que se puedan aprovechar.

Me dicen por cierto, que las ofertas más jugosas se están dando entre la imaginería. Por una parte, se ha dado una cierta afición sobre todo entre nuevas corporaciones, asociaciones y demás de toda la geografía sureña, a cambiar de titulares pasados unos años desde su fundación y verse con posibles. Esto hace que se desechen tallas, hechas de primera con poco presupuesto y demasiada buena voluntad, y que habiendo procesionado unos años, se nos marchan al desván, y claro, estando la cosa como está, pues se pretende hacer algo de caja con su traspaso.

En nuestra misma Sanlúcar, me dicen que tenemos ofertas de primera, especialmente en el aspecto imaginero. Algún Cristo algo discutido en su posición, a la espera de que un fichaje en el mercado de invierno lo traslade al banquillo, y especialmente una bella Dolorosa de fallida donación, que a buen seguro podría hacer las delicias de más de una nueva corporación, y quizás de hasta alguna veterana con ganas de cambiar de capa, que haberlas, como las meigas, “hailas”. Pues ya saben, aprovechen las rebajas, aunque cualquiera escucha luego a  los rancios y a los casposos del mundillo cofrade, que seguro que pondrán el grito en el Cielo. Los nuevos tiempos, están muy lejos de sus entendederas.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
                                                                                                              Lucanus
Copyright © 2014 GOLGOTA21