Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

DEL CORPUS, CARMEN Y LA SED.

En la última Semana Sanlúcar ha vivido una serie de acontecimientos que podemos denominar Extraordinarios,  unos porque lo son de por sí, y otro porque se ha convertido en extraordinario por todo lo sucedido a su alrededor.

Hechos extraordinarios, y en principio gozosos para nuestra Sanlúcar cofrade, han sido, y alguno será aún más, la procesión de la Virgen del Carmen por las calles del sevillano barrio de Triana y la bendición de la nueva Imagen del Santísimo Cristo de la Sed. Este último capitulo aún no cerrado por los actos que todavía quedan por realizar para la celebración de este acontecimiento. Y otro ordinario como el Corpus, que se ha convertido en extraordinario por todo lo que ha sucedido.
En cuanto a la procesión de la Virgen del Carmen de Bonanza por las calles de Triana, evidentemente, la mayoría de nuestro comentario es de gozo y alegría. Un hecho histórico, un gran gentío durante la procesión hasta el muelle, una cobertura impresionante por parte de los medios cofrades de la capital Hispalense, y como no, una acogida digna de la categoría que tiene la Hermandad de la Esperanza de Triana, hacían presagiar que todo iba a quedar ahí, en gozo, júbilo y agrado. Pero como todo en nuestra vida, tiene su contrapunto. El Ying tiene al Yang, el sol a la luna y un gozo tiene por norma general, alguna sombra. En este caso, la sombra provino de la posibilidad de que se suspendiera el recorrido por las calles hispalenses, por motivos todavía no muy claros y que obligaron al cambio del recorrido inicial que tenía previsto la Hermandad. Otra sombra que se cernió sobre este acontecimiento ha sido la serie de comentarios que en cierto sector cofrade sevillano ha realizado sobre la conveniencia, idoneidad o razón, por la que una Imagen que es de Sanlúcar, que se ha restaurado en Cabra, procesione por las calles de Sevilla… en fin, doctores tiene la Iglesia, y opiniones hay mil…

La bendición del Santísimo Cristo de la Sed, en principio solo es gozo y regocijo. Una nueva e imponente Imagen para la Semana Santa de Sanlúcar. Una talla que va a una capilla de las más importantes de nuestra ciudad, en el Templo Mayor de Sanlúcar. Una alegría para todos los miembros de este grupo que ha ido sufriendo contratiempos durante todo el período de gestación del mismo con más de un revés importante. Hasta aquí todo a pedir de boca. El problema suele venir como casi siempre del exterior. De los sectores que existen en cualquier ámbito de la vida y que nunca dicen lo que de verdad piensan, asienten con gusto delante de uno, y por la espalda, no están conformes con la decisión tomada. Las intromisiones más que comprometedoras, la crítica fácil,  el opinar en casa ajena sobre si es idóneo o no los actos que se van a llevar a cabo... El resumen es que nunca llueve a gusto de todos, y si fuésemos más sinceros no habría inconvenientes. La sinceridad nunca ha sido un problema, posiblemente el problema ha sido, el como se ha sido sincero.

Por último, he querido dejar para el final, el que debería haber sido el gozo mayor de estas fechas, pero que se fue convirtiendo en una sombra grande y alargada. La polémica que se ha suscitado con la procesión del Corpus ha ensombrecido un acontecimiento que en los últimos años ha ido creciendo en importancia. Queramos o no, parece que la poca afinidad entre Consistorio y Consejo, está afectando a nuestras celebraciones. Por parte de las Hermandades no se ha entendido la gestión que se ha realizado en el apartado musical. Si bien, el Consejo ha enviado una nota informativa explicando su postura, que como bien dice, es de simple colaborador, lo que si es cierto, es que existe malestar en las Hermandades por la gestión en este aspecto.

También han surgido algunas críticas por la organización del Triduo y de la procesión en sí, el orden asignado a las Hermandades, inclusión de Agrupaciones en lugares que “supuestamente” no les corresponden, las palabras del Párroco asemejando a la representante del Ayuntamiento que menos que con el demonio, el horario de la salida y recogida…y un largo etcétera, que ha ido enturbiando este día que supuestamente, luce más que el sol.

Pero también he querido dejarlo para el final, porque como todo tiene su opuesto y no terminar con mal sabor de boca, quisiera dejar un gozo para la celebración y los actos que vivimos para conmemorar de este día. La relevancia que se le está dando a este acto, que es o debe ser el más importante para los Cristianos es importante. Por ello la labor del Párroco, con sus aciertos y sus errores, creo que va siempre por el camino del engrandecimiento de la Fiesta litúrgica. Se está consolidando el Pregón Eucarístico, el concurso de Altares, también destacar la solemnidad que se le está dando a la celebración de la Eucaristía y a la Procesión del Santísimo por las calles de Sanlúcar.

En fin, que como en todo en esta vida, al igual que en la mía y en mis opiniones, debemos intentar coger lo bueno y mejorar lo no tan bueno. Al menos eso es lo que intento realizar a diario.


Antonio Romero González.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21