Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

CALENTURAS ESTIVALES

Los calores veraniegos suelen tener efectos dañinos para todos nuestros parroquianos. Tengan en cuenta que en mis lejanas tierras de origen los rigores estivales son mucho más pronunciados, con lo que pese a mis largos años de estancia en esta patria mía, no me acostumbro a estos desvaríos de verano, aunque digo yo que tendrá también que ver algo el viento del levante, que como mi dicen mis colegas Servando y Germán, cuando se pone guasón no hay quien lo aguante.

Y como encima el vino se pone calentorro, pues no hay quien de un paseo por el Barrio Alto y sus benditas tabernas, reduciéndose los mentideros a los días de novena y poco más. De esta forma, se agradecen las presuntas calenturas cerebrales que hemos tenido a principio de verano, que han dado al traste con la procesión mogollonera que había planeada para el año que viene, y que entre permanentes, clero y hermanos mayores, se han encargado de chafárnosla a los cofrades, aún sabiendo que estas son las cosas que nos gustan y no esos curiteos que nos quieren meter si o si. En el fondo, creo que el problema ha sido del párroco de la O, al que he visto varias veces con el bonete quitado, y claro con estos soles, pasa lo que pasa.

Cambiando de palo, no puedo tener mayor disgusto con la gente de la nueva banda de Estudiantes, que se han ocupado de estropearme mi anterior artículo y quitarme las ganas de escribir durante una temporadilla. Mira que no tardar ni tres meses en montar la marimorena, ¿pero quién fichó a este tio? ¿nadie se tomó con él un par de vasos para ver su pelaje? Encima, coge el muchacho y se desmelena en facebook, aireando las vergüenzas de Betania y sus afiliados. En fin, que ya estamos con la segunda fase del proyecto, esperemos de verdad que no tenga que haber una tercera.

Y ya que estamos con facebook, creo que se está convirtiendo esta fuente de información, en un mal sitio para despotricar del cofrade prójimo y ajeno, especialmente entre el mundo del martillo y la trabajadera, siempre dispuesto a despellejarse a la primera de cambio. Creo que es bastante más sano y divertido rajar en los bares como toda la vida, y así al no quedar nada escrito, pues se duelen menos los afectados y es más fácil negar la mayor. Posiblemente escucharan a los miembros de los sectores más casposos y rancios decirnos que esta forma de actuar no tiene nada que ver con los valores cofrades y cristianos. Pues si a estas alturas alguien piensa que el mundo de abajo tiene algo que ver con eso, si que deben de haberle derretido la mente los calores estivales.

Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa.

Lucanus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21