Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

LOS GOZOS Y LAS SOMBRAS. PAZ EN TU DULCE NOMBRE.

Cuando ya han pasado unos días desde la ultima bendición Mariana de nuestra ciudad, hemos podido recrearnos y disfrutar en nuestra memoria de los momentos vividos en ambos actos cofrades. Sin quererlo, la Madre de Dios ha querido bendecir nuestra ciudad con dos advocaciones que van desde la Jara hasta Bonanza.
Ambas Imágenes, no por ser del mismo autor, poseen similitudes y a su vez grandes diferencias. Imágenes grandiosas, especialmente bellas, de sutil delicadeza, de miradas penetrantes y expectantes deseosas de llegar a sus nuevos devotos y pueblo de Sanlúcar.

Ambas con parecidos pero a la vez tan diferentes. Igual que sus Hermandades. Tan iguales y tan diferentes. Realidades, anhelos, necesidades y trabajo en los que podríamos ver tantas similitudes como diferencias.

Grandiosos los esfuerzos realizados por ambas entidades para la celebración de sus bendiciones. Como me dijo un gran amigo y hermano de la Hermandad del Resucitado, “más no hemos podido dar, lo hemos hecho lo mejor que sabemos…” y tanto que lo han dado todo. Ceremonia como se merece una bendición y la llegada de una Madre. Solemnidad, organización y un pueblo que abarrotó un Templo que no acostumbra a estar lleno, por desgracia, pese a su belleza.

En San Francisco se han dado muchas casualidades, muchas circunstancias, muchos acontecimientos que han hecho que no solo estén disfrutando de la llegada de la que en algún día no muy lejano acompañe al Señor de la Resurrección por las calles de Sanlúcar, sino que incluso pueden llegar a pensar que Ella ha querido al final recalar en este Templo y en esta Hermandad.

Por su lado, la Sacramental de Bonanza, haciendo gala de la línea tomada de trabajo, seriedad y cierto toque de austeridad, también acogió la belleza de María y la Dulzura de su Nombre como se merecía. Los jóvenes Hermanos de esta Hermandad pueden estar orgullosos del trabajo que realizan el grupo de personas que están con su Junta de Gobierno. Haciendo frente a las adversidades han dado un vuelco y un espaldarazo a su Hermandad, haciendo que cada día se vayan acercando nuevos devotos por la Parroquia de Bonanza.

En definitiva, hemos vivido dos fines de semana gloriosos. No solo por el hecho que tengamos dos nuevas Imágenes de María entre nosotros. Tampoco porque sean de un gran imaginero y de calidad que seguro que en el futuro serán como nuestra Imágenes más señeras. Par mi, quizás el hecho más importante es lo que va a significar para ambas corporaciones el poder contar con estas Imágenes.

Disfrutemos de los recuerdos que hemos vivido en estas dos semanas y preparémonos para los que nos espera. La bendición del Señor de la Tercera Caída este fin de semana, y la futura bendición de Nuestra Señora de los Desamparados de la Agrupación del Pendimiento.



Antonio Romero González

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21