Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

RESUMEN SEMANA SANTA 2014. EL FIN DE LOS DIAS DE GOZO.

Como se titula el artículo, una vez pasa el Miércoles Santo, comienza el fin de los días de gozo. Con las primeras luces del Jueves Santo comienza el principio del final, el día más largo jamás contado, el día en que todo ocurre año tras año, el día en que nuestra Semana Santa representa los últimos momentos de la Pasión del Señor.
Como siempre, hablar de Jueves Santo, es hablar de la Hermandad de la Esperanza, del barrio y de los sentimientos hacia la Virgen de la Esperanza. A la hora taurina de las cinco de la tarde se ponía el cortejo de la Hermandad en la calle. El calor también acompañó la jornada y con ella, el recorrido de la Cofradía por el barrio. A primera hora de la tarde luce más la Esperanza por el barrio. La Hermandad va fresca, recién salida del Templo, con todas sus galas para Mostar al que tantas veces ha sustentado a la corporación del Jueves Santo. Una alegría también ha sido ver como tras muchos años de acompañamientos totalmente foráneos la Hermandad de la Esperanza a apostado por dos bandas sanluqueñas. En el Cristo de la Expiración contó con la magistral segunda actuación de la Banda de CC y  TT Santísimo Cristo de los Milagros, y en el palio con la Banda de música Julián Cerdán. Si el barrio es un clamor acompañando a la Virgen de la Esperanza, Sanlúcar se hace penitencia el Jueves Santo para acompañar el caminar de Jesús Cautivo.
La Hermandad del Cautivo salía una hora después, a las seis de la tarde se abrían las puertas de la Iglesia de los Desamparados, para que la Hermandad comenzara con el recorrido que lo llevaría hasta San Jorge, Carril y carrera oficial. Este año parece que el acompañamiento de la penitencia en el paso del Señor ha sido algo menor, ya sabemos que el pueblo es caprichoso y a veces las modas afectan a las Hermandades. El Jueves al tener dos de las Hermandades con mayor número de nazarenos y recorridos más amplios fue la que sufrió algún desajuste más pronunciado en cuanto a horarios en los puntos horarios, pero no de demasiada importancia. Tras las dos Hermandades más numerosas de la jornada, hizo su salida con la primera oscuridad del día la Hermandad del Silencio
. Esta Cofradía es otro tema. Es un concepto casi perdido en nuestra Semana Santa, y por eso quizás vea mermado el número de nazarenos en sus filas. No parece que a la gente en general ni al pueblo cofrade en particular, le parezca muy atractivo hacer una Estación de Penitencia en absoluto Silencio y en el mayor de los anonimatos. Tampoco parece que la obediencia y estar a merced de lo que tu Hermandad dicte durante el recorrido, siendo solo un nazareno con tu cirio y nada más, sin exigir ni solicitar nada, ni poder abandonar tu fila, ni saludar… solo caminar hacia tu Estación de Penitencia y regresar a tu templo, sea del agrado de la gran mayoría. Este año hemos visto un poco mermado el cortejo de la Virgen del Amor, y cada vez más en aumento la penitencia del Nazareno con la Cruz al hombro.

La Madrugá, desde hace un par de Semanas Santas vuelve a ser solo para la Hermandad del Nazareno. El Señor de la Madrugá (que no Señor de Sanlúcar como en los últimos años se está queriendo implantar esta moda), vuelve a caminar solo, acompañado de su Madre por las calles de Sanlúcar. Es complejo el tema de la madrugá en Sanlúcar. Nadie quiere ver al Nazareno fuera de este rango horario, pero los tramos en los que la cofradía discurrió sin apenas público, fueron grandes. Al igual que siempre, pero en la actualidad no podemos obviar lo complicado de la noche. Además, la cantidad de gente que espera al Señor de la Madrugá y a la Virgen de la Amargura en su recogida puede servir de acicate para pequeños cambios no traumáticos y que mejorarían más si cabe a esta Hermandad tan señera. Como siempre, no podemos dejar de destacar como uno de los momentos de la Semana Mayor, la visita de ambos pasos a las Hermanas de la Cruz y la subida de la calle ganado y cuesta de la Caridad.

Lo que ocurre en Sanlúcar el Viernes Santo, desde hace ya muchos años es digno de estudio. Es la jornada luctuosa por antonomasia, en la que salen tres de las Cofradías más antiguas de nuestra localidad, y en la que hay más contrastes y más análisis que realizar. Vera-Cruz, con todos nuestros respetos, pasa por ser una Hermandad que parece sin rumbo, o en su defecto lo que parece aún peor, con el rumbo equivocado. Es una apreciación particular, pero que en la calle es bastante generalizada. Comenzando desde el momento de la salida que se perpetúa en el tiempo lo que conlleva que al salir ya lo haga con un retraso que va acumulando y trasladando a otras Hermandades, hasta por paso obligado por el Arco de Rota que cualquier día traerá consecuencias más negativas que el simple golpe que ha sufrido un varal de la Virgen de la Soledad este año. Todo ello, hizo que en Madre de Dios, la Hermandad de Angustias, viviese su mayor parón, y con ella la Hermandad del Santo Entierro. También es cierto, que la Hermandad de Vera-Cruz, tras el desperfecto, y salir de calle ancha, solucionó el problema y recuperó tiempo en el carril. Aunque esa recuperación se hiciese a costa de un alarde de los que ya poca gente entiende. Sin comentario el repertorio elegido para la Dolorosa. Aunque respetable, tras oír las explicaciones de su Hermano Mayor, pero para nada compartidas. La Hermandad de
Angustias, sigue en su línea ascendente. Estrenaba dos ángeles pasionarios en los laterales del paso, de 70 cm, que van a ir completando el paso de esta Piedad única. Un discurrir sereno, sin prisa pero sin pausa, que ha tenido también su pequeña sin razón durante el recorrido. La vuelta realizada en el barrio alto pasando dos veces por el mismo lugar ha sido extraño. Seguro que ha sido para no concurrir en los tiempos de espera que años atrás han tenido que sufrir, pero quizás haya alguna alternativa, menos vistosa, pero puede que más efectiva. Por lo demás, exquisito repertorio, magnifico andar de la Virgen, y estampas que nos sigue regalando a su paso por las calles de Sanlúcar. El último contraste nos lo deja la Hermandad del Santo Entierro. No por su quehacer diario ni en el Viernes Santo. Al contrario, hay poco que objetar a lo que vemos que se hace con los mimbres que poseen. Posiblemente el palio más bonito en su conjunto, de Sanlúcar, dos Imágenes magníficas, y un cuidado cortejo en lo posible, pero si es cierto que la Hermandad hace muchos años que fue abandonada por el pueblo. Si no fuese por las representaciones de las Hermandades de Sanlúcar, el cortejo del Señor sería menor que el cualquiera de las nuevas Hermandades o Agrupaciones Parroquiales de nuestra localidad.

La desgracia nos la dejó el Domingo de Resurrección. Desgracia porque no hemos podido disfrutar plenamente por dos motivos. Uno, el ver el paso del Señor Resucitado por las calles. Y dos, por lo que ese paso nos representa, el triunfo de la vida sobre la muerte. La muerte que venció a la muerte, el Hombre que con su resurrección nos mostró cual es el camino. Pero también nos dejó otra gran lección. A pesar de ser de las más jóvenes, la Hermandad del Resucitado, ha vuelto a darnos la alegría de ver como la seriedad y madurez no va reñida con una Hermandad de “Barrio” y con un mensaje tan alegre como la Resurrección del Señor.

El análisis de la nueva carrera oficial, los resultados de los palcos, las visitas, el comportamiento de los espectadores, etc. Lo dejaremos para otra ocasión, o para los entendidos de este mundo o los políticos, que son los que suelen ver todo del color de rosa.


La redacción de golgota21, 

1 comentario:

  1. Solo comentar que soledad de vera cruz no sufrio ningun tipo de golpe en el arco, fueron otra cosas nada que ver con golpe ni nada por el estilo hay que informarse uno antes de darle al publico algun tipo de informacion, sin mas un saludo.

    ResponderEliminar

Copyright © 2014 GOLGOTA21