Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

SANLUCAR BRILLÓ AL PASO DE SU PATRONA

De nuevo ocurrió. Fue solo insinuarse por la antesala de la Basílica y ya comenzó. El nardo se hizo aire, la luz se reclina y un pueblo hecho ofrenda para recibir a su Madre amada. Gloria Bendita, Madre Santa Patrona.

Sol y Luna trocaron su halo luminoso para bañar así a la Patrona de Sanlúcar, que en su transitar de cada año, dejaba gotas de su hermosura en cada rincón transitado de las calles de su patronazgo. A cada súplica un consuelo, a cada requiebro una mirada, a cada verso una sonrisa. Hasta la sal había trocado su natural blancura, para tornarse colorida alfombra para sus pies benditos.

Una año más, las andas de Nuestra Señora fueron portadas por los hombres comandados por Jesús Vega López, capataz del paso. Y así, fueron dejando atrás su recorrido con el acompañamiento musical de la Banda de Música Julián Cerdán de nuestra tierra, que puso tras el granate manto elegantísimas marchas procesionales, entre las que hemos de destacar por su singularidad y excelencia, “Nuestra Señora de la Palma” y “La Esperanza de Triana” de D. Manuel López Farfán, “Regina Pacis” de D.  Manuel Borrego, ó las de índole glorioso “Altare Dei” y “Santos Lugares” del prestigioso músico D. Ricardo Dorado, o “Auxilium Christianorum” de D. Jaime Teixidor, entre otras excelentes composiciones.



Al final de la jornada, la Cuesta de llegada a su Templo, volvió a tornarse en el abrazo de todo un pueblo, para que Ella ascendiera, muy lentamente, de la mano de sus hijos para volver a reposar hasta que el próximo año vuelva a presentarse entre nosotros para celebrar las bodas de oro de su Coronación Canónica. A los sones del primoroso Himno que le compusiera D. Germán Alvarez Beigbeder, se nos terminaba de despedir entre el cántico popular. …La Perla de tu nombre la Caridad.

De nuevo ocurrió, de nuevo estuvo nuestra Madre entre nosotros, de nuevo para recoger nuestro amor, y lo que es más importante, el mayor de los tributos que cada año recibe en nombre de su Divino Hijo. Nuestra Fé.


                                                                      Ricardo F. Monge Hermoso

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21