Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

LOS GOZOS Y LAS SOMBRAS DE GOLGOTA 21

22.02.2015

Pasó el Carnaval y su Cabalgata, dejando las ya habituales escenas de desenfreno etílico, vandalismo y suciedad que nos trae este día. Día que creo que se ha convertido en sombra de una fiesta de gran tradición y componente cultural como es el Carnaval, y que se ve afeado por estas cuestiones que tanto le perjudican. No creo, que Carnaval tenga nada que ver con el macrobotellón en el que se convierte nuestra ciudad en la tarde-noche de cabalgata y menos aún los devastadores efectos que trae aparejado.
No puedo evitar que me surja cierto contraste con la general permisividad que se da a este evento, en contra con la exquisita lupa que se cierne con procesiones y actos cofrades de toda índole. Parece que cualquier desfile procesional (no hablemos ya de la misma Semana Santa), es el sumun de la molestia para gran parte de la ciudadanía, y no digamos ya el ruido de bandas, y sobre todo el de algún cohete de ciertas glorias. Es insoportable la cera que se deja en las calles, o el estorbo de palcos u otros atrezos. Parece que la suciedad de micciones, vomitonas, pintadas, destrozos y la escandalera de pandas de borrachos y maleantes que campean por la ciudad en festejos de otro tipo, es no solo tolerada, sino hasta bienvenida.
Buena prueba de ello son los órganos de gestión municipal, siempre prestos a fiscalizar y meternos en cintura a los cofrades, a los que agobian con problemáticas y normativas de todo tipo, llegándose a remolonear desde las subvenciones convenidas (que corren como río ante otros colectivos), hasta una patrulla que controle el tráfico.
Ese derroche de minuciosidad en la gestión que sufren cofradías y entidades cofrades, se vuelve, campo abierto en otras ocasiones, como ésta a la que nos venimos a referir, llegando a colaborar y organizar en el lamentable espectáculo en el que ha devenido la Cabalgata de Carnaval, ante la mirada aprobadora de los estamentos municipales.
Todo esto, por sabido y asumido, no deja por ello de ser motivo de la debida denuncia pública, para que exista la debida prevención ante sucesos que ensombrecen la convivencia en nuestra ciudad y que creo deben de ser motivo cuanto menos de análisis.
Mañana, el Via Crucis oficial. A ver si el apoyo a la organización brilla por su presencia.


                                                                                 Ricardo F. Monge Hermoso

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21