Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

EL PREGON MAS LARGO DE LA HISTORIA


A punto he estado de no llegar a tiempo. Mi disgusto por los medios de transporte de estos años convulsos me hace preferir otros más tradicionales, lo que tiene como consecuencia que el tiempo que necesito para los desplazamientos sea importante, como importante es la distancia a mis heredades nativas, tan revueltas en estos tiempos.
Pero no le podía fallar a Juan. Mañana da su Pregón de la Semana Santa, en esta Sanlúcar que cada día que pasa me enamora aun más, con el fervor que solo puede sentir un anciano como yo por esta tierra de la luz. Así que sentimentalismos aparte, recién llegado he tenido la oportunidad de insuflarme un poco de elixir de la vida eterna, en uno de los templos de Baco que encontramos en el Barrio Alto, para ya rejuvenecido coger mi vieja caña de escriba.
Siempre me han agradado los pregones. Me traen recuerdos de mis tiempos mozos, cuando la palabra era el medio de transmisión general, no había tantas cosas raras como hoy, y estábamos de mejor humor, pues las rajadas se tenían que pegar a la cara, con las evidentes consecuencias posibles, lo que nos hacía mas comedidos y comprensivos que en esta era de redes y tecnicismos. Además, los pregoneros últimamente tienden a gustarse en la faena y a incorporar componentes de atrezzo en el pregón y ya lo mismo arranca la banda, que entra otra, o aparece una saetera en minifalda, con lo que el entrenamiento es seguro, quedando ya lejos,  espero, esos trasnochados sermones de miembros del clero o allegados, tan del gusto del sector más rancio y casposo del capillerío, que a ver si se enteran de una vez, que el que quiera rezar donde tiene que ir es a una Iglesia.
Al hilo de esto, me ha llamado la atención que este año se celebre el acto en el Salón de actos del Picacho, por incapacidad transitoria de la Merced, con lo que me da una chispa de nostalgia de aquellos años en los que se celebraba en el antiguo Teatro Principal, con esa vieja liturgia que lo acompañaba.
¡Un momento! Estoy viendo algo que no me cuadra... Dice el cartel anunciador que el Pregón tendrá lugar el ¡22 de marzo de 2014! ¡No es posible! ¿Habré llegado finalmente tarde? ¿Lleva el amigo Juan 364 días dando el Pregón? No lo entiendo, así que me voy a buscar a Juan López y que me explique bien lo que está pasando, y en todo caso, que me invite a un vaso, que siempre viene bien tanto para aclarar la garganta del pregonero, como para alcanzar la vida eterna.

Bienaventurados los que lloráis ahora, porque reiréis después.


                                                                                                                   Lucanus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21