Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

Y AL TERCER AÑO… RESUCITO


 Por fin hubo pleno. Desde 2001 no se daba esa circunstancia, pero en aquel tiempo teníamos una nómina de cofradías mucho más reducida, muy alejada de los números de hoy. Principalmente no estaba con nosotros la Sagrada Resurrección, aunque ya apuntaran maneras desde su Jara original, y pese a que hayan estado dos años dejándose querer, al tercero han podido invadir nuestras calles de la alegría de los misterios de la Pascua, completando una Semana Mayor que en años anteriores se nos había quedado coja.

Una Semana Santa completa, sin agobios de inclemencias meteorológicas, que nos ha permitido por fin ver a todas las cofradías de una forma consumada, sabiendo lo que cada una pretende poner en la calle, o al menos intuyéndose. Ha habido muchas novedades, como la Tercera Caída en la Jara, en su primera salida procesional donde todo ha sido estreno, nuevos pasos, como la Cena, que también ha estrenado San Juan, se han estrenado potencias, bordados, puñales, relicarios, dorados, Juntas de Gobiernos, capataces y hasta acompañamientos musicales, y alguna también ha estrenado sol, del tiempo que hacía que no le tocaba en suerte.

Por supuesto ha habido aciertos, momentos afortunados y trabajos bien hechos. Cortejos impecables llenos de solemnidad, planta y maneras. Exornos florales de pura poesía visual. Extraordinarias cuadrillas muy consolidadas, o de las que se quieren abrir paso. Buenas bandas y magníficas marchas. Ha habido devoción y sentimiento religioso. Y algunas cofradías hasta han sacado a lucir hermosos paveros para asegurar el futuro de esta tradición que nos enloquece.

También ha habido de lo otro. Algún incidente, más de un accidente, momentos desafortunados, demasiados retrasos, irreverencias, y otras cosas que son difíciles de catalogar y sobre todo encajar en el mundo de la Semana Santa y las cofradías. Cada uno sabe lo que maneja en sus casas, y creo que nuestra Semana Santa dispone de la suficiente madurez, para saber el camino que se debe de afrontar, que cada cual reflexione sobre donde va, de donde viene y sobre todo que quiere ser.

Entre lo más negativo, un apunte, la falta de respeto. No solo en público ajeno, también me temo que en comportamientos propios. Les reclamamos al pueblo un proceder severo y respetuoso al paso de los cortejos procesionales, pero no me da la impresión que el comportamiento que ofrecemos los cofrades sea muy ejemplarizante para el público ajeno a nuestras costumbres. Es más, me atrevo a abundar que nuestra conducta, hará posible por imitación unos usos en el espectador general que luego será motivo de crítica por nuestra parte. Ejemplos a montones, pero ya habrá tiempo durante el año de centrarse en estos temas. 
Ahora, quedémonos con la salida de la Sagrada Resurrección, que llevaba dos años sin venir a nuestras calles, y al tercero, por fin, apareció para llenarnos con la alegría de la Resurrección de Nuestro Señor. ¡Aleluya!

                                                                           Ricardo F. Monge Hermoso


0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21