Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

PRIMAVERA QUE NUESTRA SANGRE ALTERAS

El día de calor que hizo el miércoles no fue normal a mediados de mayo que estamos; y yo, encima; tenía que ir para Sevilla, en coche y con el aire estropeado… calor en gordo…tela…

Ayer parece que el termómetro se quiso venir a razones un poco… pero, ¡qué va! Cayó la noche y la caló de más de uno y de dos y de tres puso el termómetro otra vez en cuarentena.

Los teléfonos rematando con medias verónicas, los guachá con quites por chicuelinas, los feisbú con banderillas asomándose al balcón, en los bares muletazos de manita baja y barbillita al pecho y el estoque… aun por descubrir… revuelo en el tendido 7 de las cofradías…

Se nos fue un mito… Mi Hermandad de la Oración en el Huerto comunicaba oficialmente que Manolo Campos dejaba de ser el capataz de Gracia y Esperanza 33 años después. Sirvan estas líneas como homenaje a esos 33 años, a su persona lógicamente y a su trabajo durante todo este tiempo, a sus cosas buenas y a las malas, pero sobretodo porque supo marcar una época brillante de la costalería sanluqueña gracias a la dedicación de los HERMANOS de la Hermandad…

Ahora toca hacer quinielas sobre el afortunado que tocará el martillo el próximo Domingo de Ramos, que es en verdad de lo único que se habla y creo que para hablar de la Hermandad de la Oración en el Huerto, hay que lavarse la boca antes y luego conocerla… y es que se está o estamos haciendo tan complejo el mundo de capataces y costaleros, que en verdad es hasta normal que las temperaturas suban. Se eclipsa el mundo cuando salta una noticia como esta y desechamos otras verdaderamente importantes. No se comentan los cortejos de nazarenos, que por cierto, me encantaría ver a Manolo Campos con el terciopelo verde, no se promulga la obra de caridad de las hermandades, de enseres se habla lo justo, de Juntas de Gobierno, de candidaturas… En fin, que parece que sigue moviendo montañas el mundillo del yunque y el martillo.

Solo espero que la decisión que la Junta de Gobierno tome llene de verdaderos gozos a la cuadrilla de Gracia y Esperanza, que vuelva a convertirse en aquella familia de ángeles costaleros de San Diego, envidia sana de la Sanlúcar cofrade y que las sombras, se queden para aliviarle la caló al tendido siete.

Y tú ¿qué opinas? ¿1 X 2? Yo tacho el 1 …


José Luis Raposo López
Copyright © 2014 GOLGOTA21