Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

LOS GOZOS Y LAS SOMBRAS DE GOLGOTA 21

03.10.2015

Parece que por fin van amainando los temporales estivales, que estaban azotando los procesos electorales de muchas de nuestras Hermandades, demostrando que el verano no está hecho para estos avatares cofrades, más propios de ropa de abrigo que de la manga corta.
En la Cena, tras la debacle de la dimisión del recién reelegido Hermano Mayor, con todo los aditamentos que hubo, parece que se asienta la cosa con la convocatoria de nuevas elecciones que darán la oportunidad de templar las cosas por Bonanza, que creo que buena falta hace.
También se celebraron las elecciones en el Silencio, después de tener un fin de mandato algo embrollado la anterior Junta, y parece que la elección del nuevo Hermano Mayor acontece sin mayores problemas, abriendo la puerta a una fase en esta magnífica Hermandad que deseamos sea brillante y acertada.
He dicho antes, aconteció sin mayores problemas, porque no ha sido así en el caso de VeraCruz, que ha traído cola y de la larga, con impugnaciones entre otros avíos, quedando finalmente resuelta la situación con la intervención de Palacio, esperemos que para bien y que se sirva para dar el impulso necesario a esta Hermandad.
Menos mal que tanto Angustias como Estudiantes han pasado sin incidencias, que visto lo visto no es poco tal y como están las cosas. Todo esto, lo enlazo con la idea que desde hace tiempo venimos lanzando en esta web de la existencia de un alto nivel de crispación y ofuscación en nuestro mundo cofrade, que aparte de otras cuitas nos está dando estos episodios. Y creo que va siendo necesario que se vaya imponiendo un poco de tranquilidad y cordura, pues que se siga elevando la tensión no puede traer nada bueno.
Sin embargo, por otro lado y en otro orden de cosas, me hago también la reflexión de si aparte de este tema, no empieza también a elevarse el nivel de exigencia de los hermanos de a pie de las Hermandades y Cofradías, que antes se comportaban de forma pasiva, y ahora comienzan a desperezarse y salir reclamando formas y derechos, dejando de conformarse con cualquier cosa, o con cualquier manera de gestionar estas instituciones, que se van volviendo cada vez más complejas como son las Hermandades. No lo veo mala cosa, pues siempre será positivo un interés por el control y la eficacia en la gestión, aunque ya sabemos que en los cerradísimos círculos internos de nuestras Juntas de Gobierno disgusta sobremanera cualquier manifestación distinta del alago incondicional, y este tipo de situaciones no vendrá sino en muchos casos a echar más leña al fuego. Fuego ya en muchos casos de difícil control. Espero que alguno no se termine quemando.


                                                                             Ricardo F. Monge Hermoso

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21