Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

LOS GOZOS Y LAS SOMBRAS. EXPECTACIÓN ROCIERA.

Hoy es día de la Expectación. Día de la Esperanza. Un día en el que muchos encomendamos nuestras inquietudes, nuestros desvelos y nuestros deseos a una de las dos Imágenes dolorosas que llevan esta bonita advocación. Una en pleno y puro barrio marinero, y la otra a las faldas del castillo de Santiago, en la Iglesia de San Diego.

Pero hoy también hay otra Imagen, menuda en tamaño pero inmensa devoción, a la que se van a encomendar muchos hermanos. Una devoción que tiene su hogar en San Jorge, y que en San Nicolás, casa de una de las Esperanzas de Sanlúcar, tiene una réplica de su talla. Hoy, en el día de la Esperanza, muchos sanluqueños les pedirán a estas Imágenes que guíen los pasos, del grupo de hermanos que salgan elegidos para dirigir, durante la próxima legislatura, los designios de la Hermandad del Rocío de Sanlúcar.

Sea el resultado que sea, la que va a salir ganando va a ser la Hermandad filial de Sanlúcar. En pocas ocasiones se puede hablar de que haya dos candidaturas que sean merecedoras de ganar las elecciones por méritos propios. Son dos grupos de Hermanos que tienen el mismo fin, y que en ambos casos atesoran una gran experiencia como rocieros y gente de Hermandad.

Deseo desde estas líneas que sea quien sea el elegido, la Reina de las Marismas los lleve por ese camino de arena que es del día a día, como los guía cuando van en la romería a su encuentro. Que cuiden la Hermandad que heredan, la protejan y aumenten patrimonialmente en personas. Y por pedirles algo, que se sale de lo habitual. En la casa de una de esas Esperanzas del inicio, está esa Virgen del Rocío que hemos nombrado y que espera paciente la llegada de la Hermandad del camino de vuelta, y que durante casi todo el año, se encuentra sola. Solo me gustaría, que pudiese sentir ese calor más días en el año y  no solo el miércoles del regreso.


Antonio Romero González
Copyright © 2014 GOLGOTA21