Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

DE DOMINGO A MARTES

Ya hemos vivido tres jornadas de nuestra querida Semana Santa. Tres jornadas muy diferentes entre sí, aunque hayan tenido el denominador común de la preocupación por lo que desde el cielo podría caer.

La jornada que amaneció con mejores pronósticos, el Domingo de Ramos, nos dejó un sabor agridulce. Una mañana en la que a ratos el sol nos hizo pensar que tendríamos que sacar la chaquetita de entre tiempo, se convirtió en tarde agorera, sombría y triste. Las Hermandades manejaban unos pronósticos de mejoría conforme pasaba la hora de la salida de ambas. Lo peligroso debía de pasar antes de esas horas, pero no fue así. El tiempo caprichoso hizo que la lluvia hiciera acto de presencia y nos arruinara la tarde del Domingo de Ramos. Una tarde que dejó imágenes que no son habituales, como la Hermandad de la Oración en el Huerto por Luis de Eguilaz, o la vuelta por Misericordias y Descalzas de la Entrada en Jerusalén. Probablemente lo más añorable fue el comportamiento de los más pequeños de ambas cofradías, que dieron el ejemplo que quizás los mayores debían de dar.

 
El Lunes Santo tenía peores pronósticos que la jornada anterior, y sin embargo, consiguió salvarse por completo. Puede que haya sido uno de los Lunes Santos con más expectación de los últimos años. Se unieron la que tiene el pueblo de Sanlúcar de ver a una Hermandad como la del Pusillus Grex, que cada año va a más en su Estación de Penitencia, y la de ver el nuevo misterio del Señor de la Humildad y Paciencia  con su acompañamiento musical. Quizás este último pudo eclipsar otro momento muy importante para la Hermandad de la Cañita, como el estreno del techo de palio de la Virgen de la Lágrimas, que ha conseguido un conjunto personalísimo y de una belleza y plasticidad exquisita.

La tarde de ayer, se nos presentó fría. Con malas noticias desde los diferentes puntos de la geografía cercana a nuestra ciudad. No había mucha certeza de poder salvar el Martes Santos, pero fue todo lo contrario. En una jornada que se retransmitió nuestra Semana Santa a toda Andalucía. El precio que se pagó para poder disfrutar de la tarde fue el de llevar las candelerías apagadas debido al dichoso viento. Bonanza partía para Sanlúcar a las primeras horas de la tarde. Con una puesta en escena, que cada vez es más parecida a la de barrios de otras ciudades, que hacen mudanza por un día para acompañar a sus Titulares hasta la Estación de Penitencia. Luego, el regreso, por algunos sitios casi desangelado por el viento y el frío, pero que volvía a sentirse barrio y calor humano al llegar a la barriada. Desde ahí, hasta la recogida, la Cena vuelve a estar en Bonanza, y Bonanza recibe a su guardián con los brazos abiertos. Digno de reseñar también, que el pequeño cortejo que crece poco a poco, cada año, con muchos niños desde el inicio, fue capaz de aguantar esa singladura de casi doce horas. La otra corporación que también hizo su Estación de Penitencia, la Hermandad del Consuelo, sigue siendo una de las Hermandades que más crece en nuestra Semana Santa. Un cortejo muy amplio, y una seriedad en sus pasos dignos de admirar. El paso al frente y constante del Señor del Consuelo se está haciendo ya un clásico en nuestra Semana Santa. Al igual que va cuajando cada día más el buen hacer de la gente que comanda Ignacio Robles en el palio del Mayor Dolor. Especialmente reseñables fueron los acompañamientos musicales de la noche. La A. M. Lágrimas de San Fernando fue un verdadero espectáculo por diferentes partes del recorrido, la Banda de CC y TT Columna y Azotes, no tiene nada de Juvenil. Calidad y toque pianísimo para ayudar al paso decidido del paso de misterio. Y como no, la Banda de Palomares, que lleva unos años en una progresión magistral.
 Por poner un pero, el retraso acumulado en Plaza de la Paz y calle Ancha.

Esperemos que las jornadas que nos quedan sean plenas, y que todos los cofrades podamos disfrutar de ellas, sin sobresaltos, ni momentos desagradables.


Antonio Romero González

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21