Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

CINCO AÑOS DEL SANTO ENTIERRO MAGNO

Hace cinco años ya, se celebraba en nuestra ciudad, unos de los acontecimientos cofrades más importantes de nuestra historia reciente. El Consejo de Hermandades y Cofradías, logró poner de acuerdo a todas nuestras Hermandades para la realización de un Santo Entierro Magno, la efeméride celebrada fue posiblemente lo de menos, la excusa perfecta para llevarlo a cabo. Se habían celebrado otras procesiones magnas en diferentes ciudades, y Sanlúcar había perdido o parecía que había perdido su tren. Pero la permanente del Consejo no quería que esto volviese a pasar y que se repitiese siempre la misma historia con esta ciudad, a veces tan indiferente con sus cosas, así que se pusieron a trabajar hasta que consiguieron su objetivo.
La jornada había sido anunciada a bombo y platillo por todas las plazas de nuestra diócesis, además de otras de esta nuestra geografía andaluza, tan proclive a estas celebraciones. El día prometía ser histórico, pero la Semana Santa había sido de esas de inestabilidades e incertidumbres, y ese Sábado Santo no iba a ser menos. El cielo parecía no querer despejar las dudas. Transeúntes y visitantes, todos esperaban alguna señal que anticipara lo que iba a ocurrir. Todo estaba listo, pero no sabíamos si se podría llevar a cabo el sueño de ver a casi todas las Hermandades Sanluqueñas juntas, la decisión de una sola Hermandad en no salir ese día, supondría la anulación de todo lo organizado.
Cuando por fin se abrieron las primeras puertas, aunque con algo de retraso, comenzaron a salir todas las Hermandades. En ese momento Sanlúcar era ya un hervidero cofrade. Se escuchaban bandas por doquier, redobles de tambor en cada esquina, se llenaban los palcos y las sillas dispuestas para la ocasión durante todo el recorrido. Todo estaba dispuesto, ni los charcos que dejaron los pequeños aguaceros vespertinos, quisieron perderse lo que se acercaba. Así se daba paso a la jornada cofrade que Sanlúcar se había regalado para sí y todos los que nos visitaron.
A pesar de los pequeños desbarajustes producidos por los retrasos en las salidas por los chaparrones que se produjeron a primera hora de la tarde, el día transcurrió a la perfección. Nadie recuerda una jornada cofrade como aquella. No cabía un alfiler en la ciudad. Personas llegadas desde todos los rincones de la geografía andaluza para ver el museo andante que pusieron las Hermandades de Sanlúcar a disposición de todo el pueblo cristiano. Se pudieron vivir estampas maravillosas. Poder pensar que en algún momento de la tarde, desde la plaza de la paz hasta el final de la calle ancha, había algún paso es algo indescriptible. 
Muchos de los visitantes que acudieron a este acontecimiento se sorprendieron de la calidad de nuestra Semana Mayor. De nuestras Imágenes, de la mayoría de nuestros pasos, de la capacidad organizativa, y coordinación del evento. Sinceramente creo que fue un día para reivindicar a Sanlúcar y a sus Hermandades. Cuando en la ciudad nos ponemos todos a una, somos capaces de alcanzar grandes metas. En este aspecto, creo que el Santo Entierro Magno, debería tenerse en cuenta como ejemplo de colaboración entre diferentes entidades.
Siempre tiene que haber alguna sombra cuando existe un acontecimiento que es capaz de brillar más que el sol. A pesar de los esfuerzos de dotar de un fondo evangelizador al acontecimiento, creo que no se llegó a conseguir. El pueblo de Sanlúcar en este aspecto está a años luz de lo que cabría esperar de un acontecimiento de estas características. Salvando alguna de las conferencias programadas, la participación no pienso que fuese la que se merecía el trabajo que se estaba realizando. Pero este problema lo seguimos viendo actualmente. Se llenan conferencias de los temas mundanos de nuestras cofradías, mientras que la formación para ser mejores cristianos y cofrades se ven casi vacías de público. ¿Será esto una señal de los que piensan que este mundo nuestro de la Semana Santa ha tocado fondo en lo que a la concepción que se tiene de lo que se hace? Reflexionemos sobre ello.

                                                                                Antonio Romero González

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21