Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

LOS GOZOS Y LAS SOMBRAS DE GOLGOTA 21

08.05.2016

Este fin de semana que abre mayo no está pasando precisamente desapercibido. A las inclemencias del tiempo que han impedido la salida de la Divina Pastora, y están desluciendo Cruces de Mayo y otras procesiones adyacentes tan en boga en estos curiosos tiempos, hemos tenido la eclosión del Prendimiento como Hermandad del Martes Santo, con la previsible salida de ese día de la de la Cena, todo lo cual está abriendo frentes por doquier y nos prepara para un desarrollo temático de lo más intenso.

Estos cambios organizativos están siendo de lo menos pacífico que se recuerda, y buena muestra de lo que digo, ha sido el iracundo comunicado de la Hermandad del Prendimiento, clamando contra lo que entienden como imposiciones del Consejo, y supongo que además se sentirán discriminados en cuanto a otras corporaciones de reciente incorporación. Está claro que los cofrades de los Angeles tenían otros planes para su estreno en los días oficiales de la Semana Santa, y la maniobra de la Cena, unida a la “sensibilidad” del Consejo para con ellos, han elevado el estado de indignación y han provocado la airada respuesta, que eso si, luego rectificaron borrando de sus líneas de comunicación, imagino que tras la correspondiente reacción del Presidente de la Permanente o sus adláteres.

En todo este asunto, planean los diversos problemas organizativos que están presentes en nuestra Semana Santa y que no se terminan de resolver. Desde la incongruente Carrera Oficial y sus avatares, a la problemática de la Madrugá, o a los múltiples condicionantes que suponen los recorridos de muchas de las cofradías y que no están dispuestos bajo ningún concepto a ceder, pues son demasiadas las hermandades que se sienten como centro del universo cofrade, siendo imposible establecer con ellas alteración programática de tipo alguno. A este panorama, se añade la incorporación de nuevas corporaciones, y que pinta difícil, pues tras la del Prendimiento, mínimo habrá tres más que en pocos años querrán entrar en Carrera Oficial y que provocarán infinidad de incidencias, pues al problema numérico, se une el de la distancia que tienen que sufrir algunas de las nuevas cofradías, (la Cena ya es ejemplo), y que tratamos de arreglar inspirándonos en soluciones de otras localidades, ajenas a las circunstancias geográficas, demográficas y culturales de la nuestra, y que creo que nos llevan más a confusión que a remedios efectivos.

Caso aparte es el de la Cena, que no deja pasar estación sin verse en algún nuevo embrollo, y que ahora nos deleita con este cambio de día para pasar al Domingo de Ramos, (que no está ni aprobado en su Cabildo de Hermanos), y que nos muestra de nuevo bastante inconsistencia en su cimentación como corporación. No nos debemos de extrañar, pues la madurez de las entidades cofrades se obtiene históricamente tras décadas de devenir, y la velocidad que se le trata de imponer hoy día a las nuevas corporaciones, unida por una parte al modelo de Semana Santa lúdico que tenemos actualmente, más su dificultad especial, hace que la Hermandad de Bonanza no tenga las cosas precisamente fáciles.

Esperemos por tanto, que la inclusión de estas dos cofradías en sendos días distintos no sea demasiado conflictiva, aunque presiento que encajar el Domingo va a ser tarea ardua y ya hemos sufrido el Martes Santo, las diversas dificultades que la Cena ha ido provocando estos años que ha estado en este día y que imagino que trasladará a su nueva ubicación, que tiene que compartir ahora no con una sino con dos hermandades más. Les queda mucha tarea por delante.


                                                                                      Ricardo F. Monge Hermoso

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21