Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

LOS GOZOS Y LAS SOMBRAS DE GOLGOTA 21

07.08.2016
Este año se está empeñando el señor Verano en mostrarnos la amplitud de sus rigores. Pese a todo, no se desanima el cofrade estival, que nos ha ofrecido en estos días pasados sus habituales procesiones, las Cármenes en Bonanza y Bajo Guía, y ayer mismo, la Virgen de los Angeles. Son éstas, como saben, procesiones bulliciosas y con un cierto punto de desenfado, cofradías de extrarradio, con su especial sabor marinero unas y con la populosidad arrebatada del barrio del Palmar, los Angeles, donde este año, debutaba la imagen nueva de la Virgen de Sebastián Montes Carpio. También a resaltar, la presencia en ambas de la Banda Julián Cerdán, que vuelve a acaparar la casi totalidad de las Glorias, tras unos tiempos de escasa presencia.
En otro orden de cosas, tuvimos el viernes pasado en la Dehesilla, la bendición de su nueva imagen titular, la Virgen de las Nieves, obra también de Sebastián Montes Carpio, que así aporta otra nueva hermana a la familia mariana con la que está dotando a nuestras cofradías en los últimos años, estando ya casi a la par del mismo Eslava en cuanto a la prodigalidad numérica imaginera en nuestra localidad. Sigue así el empuje de la Agrupación de la Dehesilla, con su párroco al frente, que continua cubriendo estadios en su camino hacia su erección canónica.
Pero si algo destaca en Agosto, son las fiestas patronales, y como saben ya comenzó la Novena a nuestra Patrona, con sus tres pases diarios y su importante afluencia de fieles a los mismos. Incido aquí en un aspecto sombrío, en cuanto al desolado aspecto que presentan las calles del Barrio Alto, en el entorno a la Calle Luis de Eguílaz, que a primera hora de la mañana del fin de semana, parecen más bien escenario de una batalla campal, que una parte importante de nuestro patrimonio monumental, víctima de los excesos nocturnos, del botellón y la falta de urbanidad. Nadie piense que no respeto el derecho a la diversión, pues soy el primero en su práctica, pero creo que las cosas deben de tener unos límites, que deben de ser la vulneración de otros derechos, ya sea a la preservación del patrimonio monumental (que se está deteriorando a ojos vista), o el derecho a la convivencia de los vecinos de la zona, (que me consta que están pasando un auténtico quinario), desamparados pese a sus abundantes iniciativas de ayuda que nadie atiende. Creo que las autoridades deberían de tomar cartas en el asunto para la protección de los derechos de los que también se lo merecen y necesitan.
Menos mal que siempre nos queda Ella, Caridad, la Perla de nuestra Sanlúcar, que con su brillo lo ilumina todo y nos hace verlo de otra y mejor manera. Es la Luz de nuestra Fé.


                                                                                     Ricardo F. Monge Hermoso

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21