Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

ENTREVISTA A DON AGUSTIN HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, CANDIDATO A HERMANO MAYOR DEL NAZARENO

El próximo viernes 7 de octubre, Festividad de Nuestra Señora del Rosario, la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Amargura celebrará su Cabildo Extraordinario de Elecciones, al que están llamados a participar todos los hermanos y hermanas mayores de dieciocho años de edad y con, al menos, uno de antigüedad, donde se elegirá al nuevo Hermano Mayor de esta corporación de la Madrugá. Al mismo, se presentan dos candidaturas a Hermano Mayor, la de don José Ibáñez Humanes y la de don Agustín Hernández Rodríguez, a los cuales les hemos realizado una serie de preguntas, a modo de entrevista.

Cabe reseñar que las preguntas han sido las mismas para ambos y que, desde la redacción, decidimos no publicar entrevista alguna hasta la recepción de ambas. En esta segunda publicación, les dejamos las respuestas que nos trasladó el candidato don Agustín Hernández Rodríguez.

G21- Ante todo, agradecerle su predisposición y ayuda al acceder a la propuesta que le hacíamos, desde el equipo de Gólgota21, para realizar esta entrevista, como candidato a Hermano Mayor de la de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Amargura.

G21- ¿Qué motivo le ha hecho dar el paso y presentar su candidatura a Hermano Mayor?
AHR- Tras consultarlo con mi familia, con nuestro Párroco, acompañado del empuje de muchos hermanos y tras una profunda reflexión he decidido desde la responsabilidad dar este paso, dado que me encuentro en una etapa de mi vida donde considero haber alcanzado la suficiente madurez y preparación para afrontar el reto de dirigir esta histórica corporación. Creo que puedo aportar muchas cosas a la misma y no soy de los que le gustan ver los toros desde la barrera.

G21- ¿Cuál considera usted que es el estado en el que se encuentra la Hermandad de Jesús Nazareno, actualmente?
AHR- Si la comparamos con la Hermandad del Nazareno de los años sesenta o setenta lógicamente todos vamos a encontrar grandes diferencias.
A pesar de todo, teniendo en cuenta los tiempos que corren y la evolución sufrida, creo que la Hermandad se encuentra en un momento ideal para comenzar a recuperar la actividad y el protagonismo que debe tener, en ese sentido el trabajo interno desarrollado en los últimos años considero que ha sido fundamental.
Yo estoy convencido de ello, creo que es una corporación con una gran fuerza, la devoción y respuesta de sus hermanos abalan mis palabras. Espero si soy elegido saber aprovechar todo esos buenos recursos humanos de los que dispone, ellos desde luego, los Hermanos/as de la Hermandad serán la prioridad de mi proyecto.

G21- Si el próximo 7 de octubre sus hermanos deciden darle la responsabilidad de representar a la Hermandad ¿Cuáles serán los ejes centrales de su mandato?
AHR- Como he comentado anteriormente, el eje fundamental del proyecto serán los hermanos/as, conseguir que vuelva a sentir la Hermandad como algo suyo, donde la participación en todas las actividades de culto, formación y Caridad permita la convivencia adecuada para crear ese espíritu de fraternidad necesario.
Después de eso todo lo demás va ha ser mucho más fácil, a mí también me gustaría plantear los grandes proyectos patrimoniales que la Hermandad tiene pendiente y muchos más, pero tenemos que tener los pies en el suelo, mientras la Hermandad no sea un grupo compacto y unido no podremos avanzar adecuadamente.
¿Y cómo lo haremos?, con humildad y trabajo. Abriendo los brazos a todos los que quieran participar, aprovechando la casa de Hermandad como centro de convivencia y aparcando los protagonismos y egoísmos innecesarios. Sueño con una Hermandad de todos y para todos…

G21- Llevando tantos años de hermano, ha conocido épocas mejores y otras no tan buenas… ¿Hay algún recuerdo o añoranza que sirva de guía para su proyecto?
AHR- Siempre hay que guardar lo bueno de otros tiempos, pero no podemos vivir anclados en ellos. Mantener lo bueno y adaptar a la realidad actual lo que sea adaptable, eso sí, sin perder nunca nuestra esencia…

G21- ¿Qué debe de tener un Hermano Mayor para contar con su confianza en las distintas elecciones que ha tenido la oportunidad de dar su voto?
AHR- Siempre he afirmado que una Hermandad como cualquier grupo humano adquiere su forma de ser dependiendo la o las personas que se encuentren al frente de las mismas. Es por ello una gran responsabilidad la que los hermanos/nas tienen con su voto la de colocar al frente de su corporación a la persona que reúna las mejores cualidades para ello. Según yo veo, debería de ser un Católico fiel a la Iglesia convencido de que las Hermandades y Cofradías son un instrumento de evangelización, tener capacidad de organización y coordinación, generosidad para entregarse por los demás y la formación adecuada para poder representar en todos los medios posibles a la Hermandad.

G21- La situación actual de la sociedad no suele permite realizar proyectos de gran envergadura, ¿puede adelantarnos las primeras actuaciones que realizaría en caso de ostentar el cargo de Hermano Mayor?
AHR- Como antes he comentado, la prioridad van a ser los hermanos/as.
Primero haremos un análisis de la situación de la Hermandad en todos los aspectos, incluyendo el económico, sobre eso plantearemos un proyecto de actividades serio y sensato, adaptado a la realidad actual y donde pretendo que adquiera mucho protagonismo la bolsa de Caridad de la Hermandad. Se irá haciendo camino al andar, pero con paso firme, y lo poco que se haga se hará desde el consenso y la unión de todos.

G21- Su equipo… ¿quién le acompaña? ¿Qué les ha pedido?
AHR- Me acompaña un equipo donde prevalece la juventud y la ilusión, varios miembros de la actual junta de gobierno incluido el actual Hermano Mayor, y nuevas incorporaciones como la de el hasta ahora capataz del Paso de Palio Jose Antonio Robles, quien ha dado el paso de presentarse con nosotros para trabajar, si somos elegidos, desde la Junta de Gobierno.
No hemos distribuido aun ningún cargo, no hemos hablado de nombramientos, vamos como antes he comentado con paso firme y seguro, teniendo muy claro lo que queremos. Trabajar por la Hermandad con humildad, entregarnos a todos los hermanos, convertirnos agentes al servicio del colectivo.
No les he pedido que nada especial, solo que se embarquen en este proyecto sin ningún tipo de rencor, sin rémoras del pasado que miren al futuro con ilusión, tenemos la oportunidad si los hermanos/nas nos votan de demostrar nuestro cariño por la Hermandad ofreciéndole el mejor servicio posible.

G21- ¿Cuál piensa que es la clave para poder contar con la confianza de los devotos del Señor de la Madrugá en las elecciones?
AHR- Yo no soy amigo de las sorpresas, soy una persona suficientemente conocida por los cargos que ya he ocupado en el mundo de las cofradías y la propia Iglesia, creo que todos saben más o menos lo que puedo dar y hasta donde podemos llegar con la gente que me acompaña.
Eso son mis avales, que pongo sobre la mesa a disposición de la Hermandad, yo otra cosa no voy a prometer, que trabajo y entrega por la misma.

G21- Un tema muy candente es el de capataces y sus cuadrilla, ¿qué importancia le da?. ¿Cree que será un punto decisivo para poder tomar el cargo de Hermano Mayor?
AHR- La misma importancia que va a tener cualquier otro hermano/na de la Hermandad, ni más ni menos, todos somos necesarios e importantes para la misma, cada uno desempeñando su tarea desde el lugar que ocupe, o pueda ocupar.
Juntos y unidos conseguiremos los objetivos propuestos. El camino para conseguir esa unidad pasa por no diferenciar a los hermanos/nas según el puesto o cargo que ocupe, a los ojos del Señor todos debemos ser iguales, cada uno damos aquello que podemos dar, aquello para lo que servimos…

G21- Además de la suya, hay otra candidatura a Hermano Mayor, que es la de don José Ibáñez Humanes ¿Cómo es y cómo va a ser su relación con él?
AHR- Mi relación con él es cordial, respeto profundamente a cualquiera que da el paso de presentarse candidato y exponerse a unas votaciones.
Espero que estas elecciones supongan un punto de inflexión e independientemente de lo que suceda el próximo viernes 7 de octubre, todos aquellos hermanos/nas que tienen inquietudes por trabajar y aportar cosas a la Hdad puedan hacerlo desde el lugar que le toque ocupar.

G21- Un momento de la Madrugá...
AHR- 03.00h del Viernes Madrugada, que se abran las puertas del templo.

G21- ¿Y su momento?
AHR- Los hermanos/nas del Nazareno, tenemos el privilegio, de poder postrarnos ante el Señor Sacramentado en el monumento la misma madrugada en que la Pasión del Señor se estaba desarrollando y que desembocaría en nuestra Redención, las oraciones dentro de la Parroquia Mayor esa noche, suenan de manera muy especial.
La madrugada, esa madrugada es para mí el momento una noche donde es imposible dormir. ¿Cómo puedo permanecer acostado mientras mi Dios camina con su propia Cruz hacia el calvario por nosotros y María nuestra madre del cielo llora llena de Amargura tras él?.

G21- Para muchos la Semana Santa está centrándose en ciertos aspectos que no deben de tener más importancia que la fe a nuestros Titulares y realizar una impecable Estación de Penitencia, ¿qué opinión le merece esta afirmación?
AHR- La Semana Santa es muchísimo más, reducirla a solo eso es limitar algo tan grande que incluso trasciende la propia fecha de celebración para convertirse, para muchas personas en una filosofía de vida durante todo el año. Además si solo nos quedamos con una parte o dos, es como si de un pastel solo probásemos una pequeña porción…

G21- Pues nada más, de nuevo reiterarle nuestro más profundo agradecimiento, por colaborar con esta web de Gólgota21, y que Jesús Nazareno y la Santísima Virgen de la Amargura les acompañen y protejan, siempre, a usted y a su familia.
AHR- Muchas gracias por ofrecerme este espacio, que el Señor os bendiga por vuestra tarea de difusión de todo lo concerniente a nuestras Hermandades Sanluqueñas.
Un abrazo.

La redacción de Gólgota21.
Copyright © 2014 GOLGOTA21