Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

LOS GOZOS Y LAS SOMBRAS DE GOLGOTA 21

27.01.2018

Va el almanaque sorteando los gélidos fríos de enero, y a su paso, de su mano, se van desperezando estos días de inicio, un poco como de regreso, que ahora llamamos la precuaresma, en símil tomado de otros ámbitos más mediáticos. Ya se presentó el cartel y al pregonero, y el pasado domingo se celebró el Pleno de Toma de Horas, donde se comienzan a poner los primeros cimientos de la que será la Semana Santa de 2018. Las distintas cofradías han presentado modificaciones y ajustes en sus horarios y recorridos, de cara a en lo posible, mejorar las prestaciones de sus cultos externos, para así cumplir con su cometido normativo, acercar a las sagradas imágenes al pueblo para que a través de la percepción sensible, permita intuir que el Señor está presente en su Iglesia y que los acontecimientos de la Historia de la Salvación dan sentido y orienten nuestra vida cristiana.

No formó parte de este Pleno de Toma de Horas sin embargo, la polémica salida procesional que va a realizar la Asociación Civil de Jesús de la Bondad, el día 27 de enero. Es este un tema bastante escabroso, pero del que creo que los cofrades debemos de tener las cosas claras. Por una parte debemos de distinguir entre lo que hemos venido a denominar asociaciones juveniles, que son un movimiento voluntarista y animoso que se concentra en los días previos a la Semana Santa, y que pueden ser el preludio de inquietudes cofrades más avanzadas. Distinto caso es el de esta Asociación, no olvidemos que de carácter civil y ajena a la Iglesia y sus estamentos, y que ha sido definida en otros lugares como hermandad o cofradía pirata, ocasionando un importante rechazo de los elementos tanto eclesiásticos como cofrades más implantados, aunque se percibe cierta benevolencia de otros colectivos, (principalmente costaleros o músicos), que se ven más identificados o incluso partícipes del carácter lúdico de estas corporaciones.

Al final, se trata de instaurar una especie de Semana Santa a la carta, donde solo tomamos en consideración los aspectos ornamentales, festivos, tópicos o si me apuran de índole positiva, despreciando otras cuestiones de orden litúrgico, normativo u obligacional que se hacen más pesadas, menos atractivas o positivas y con poca generación de endorfinas. Una Semana Santa descafeinada, sin componente religioso o espiritual, solo enfocada a un aspecto populoso, recreativo y hasta desfasado en ciertos casos, una especie de espectáculo, con pasos e imágenes como protagonistas secundarios, que nada puede tener que ver con lo que han sido y son las Hermandades y Cofradías de nuestra tierra.

Poniendo por delante el respeto que me produce cualquier expresión pública, en los límites de nuestro estado de derecho, creo que los cofrades deberíamos de mostrarnos ajenos a este tipo de manifestaciones, salvaguardando de forma clara nuestra Semana Santa en su plenitud y dentro del ámbito religioso y eclesiástico, obviando equidistancias, ambigüedades o confusos intereses, pues de lo contrario, se pueden caer en confusiones propias o ajenas, y terminar por desprestigiar a las Hermandades auténticas. Defendamos pues nuestra Semana Santa y a nuestras cofradías. Porque como no lo hagamos nosotros….


                                                                                                     Ricardo F. Monge Hermoso

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21