Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

SE CONSUMIÓ LA ESPERA. LLEGÓ EL PREGÓN

Muchos meses han pasado desde que el Consejo Local de HH. y CC. hacía llegar a mi amigo Jesús Cruz el ofrecimiento para ser el Pregonero de la Semana Santa, de nuestra ciudad, de este año de 2018.

Ofrecimiento, que se convirtió en sueño cumplido para aquel que, desde niño, suspiraba por poder demostrar y hacer público, con su escritura y su voz, el amor por su Semana Santa, por sus hermandades y por Jesús y María.

Ha pasado el tiempo desde aquel día, y desde entonces has ido descontando los días del calendario como si se tratara de las cuentas de un rosario, paladeando cada momento, disfrutando de cada instante y haciendo realidad este sueño, paso a paso.

Mañana será Domingo de Pasión y, desde bien temprano, vendrán a ti los recuerdos que estos meses te han regalado y que formarán, para siempre, parte de tu propia historia y en la que ha quedado con tinta imborrable e inseparable de la felicidad que te acompañe para siempre, y que te recuerden que serás eternamente Pregonero de la Semana Santa de Sanlúcar de Barrameda.

Abrirás los ojos al despertar y comenzarás a vivir ese día tan especial, de los más especiales que un cofrade pueda soñar con vivir. Cada momento será un auténtico ritual. El momento de ponerte los gemelos en la camisa, que te regaló tu amigo Juan. El anudarte la corbata que te ha regalado la Hermandad de la Burrita, el ponerte el chalequillo, la levita del chaqué, guardarte el reloj que te regaló la Tertulia “El Candelero”, para que te guíe en el tiempo de tu pregón, y de poder llevar contigo todo lo que las hermandades, agrupaciones parroquiales y amigos cofrades, a título particular.

Será ahí cuando comiences tu día, con tu pregón bajo el brazo resguardado en las pastas que te entregaba ayer el Rincón del Costalero, para visitar a las imágenes de Cristo y María que se encuentran de Besamanos y Besapiés, así como poder ponerte a los pies de tus devociones para pedirle protección, y que en ese encuentro entre Ellos y tú se te escape algunas lágrimas de emoción.

Paso a paso, instante a instante, irá pasando la mañana y se irá acercando el mediodía, como acercándote te encontrarás al salón de actos que tendrá la dicha de retener, para sí, el Pregón de 2018, que seguro estoy quedará para la historia.

Sonarán los acordes de la Banda “Julián Cerdán”, las palabras cariñosas de tu compadre Alvarito y llegará el momento de asomarte al balcón desde el que te podrás asomarte, como el mayor de los privilegios, para cantarle a Sanlúcar tu amor por ella y por su Semana Santa.

A las doce del mediodía. A la misma hora en la que “el Ángel del Señor anunció a María…”. A la misma hora a la que tus hermanos del Rocío estarán entrando en el Santuario de la aldea almonteña, en la “Misa Oficial” de nuestra Hermandad, mientras estás en sus corazones y sus oraciones para que Ella también te acompañe en esa oración, que has ido escribiendo a lo largo de estos meses.

Amigo y hermano Jesús. Se acabó la espera. Ha llegado el Domingo de Pasión, el Domingo del Pregón…de tu Pregón. Pregón que quedará grabado con letras de oro en la historia de la Semana Santa de esta tierra de la manzanilla.

Desde estas líneas, querido hermano, quiero hacerte llegar mi cariño y abrazo más sincero, con el deseo de poder darte el mayor de los abrazos, por ese magistral pregón que ofrecerás mañana al pueblo de Sanlúcar de Barrameda, como no hace mucho te cogí a hombros para salir de la Merced tras el Pregón del Rocío.

Jesús Cruz Sallago, cofrade sanluqueño, amigo, hermano y pregonero, tuya es la palabra y tuyos nuestros oídos y sentidos para que nos hagas disfrutar con tu Pregón de la Semana Santa de Sanlúcar de Barrameda.

¡¡¡Adelante pregonero!!!

Juan F. López Escobar.
Copyright © 2014 GOLGOTA21