Título
Faltan días para el Domingo de Ramos

CRÓNICA DE LA PROCESIÓN EXTRAORDINARIA DEL IV CENTENARIO DEL PATRONAZGO DE LA CARIDAD.

Durante la mañana del 2 de septiembre, en el mismo día en que se cumplen 400 años del nombramiento de la imagen de Nuestra Señora de la Caridad como patrona de la Casa y Estados del Ducado de Medina Sidonia como de nuestra ciudad de Sanlúcar de Barrameda, se puso fin a dicha efeméride con una procesión extraordinaria por las calles del Barrio Alto.

El paso se presentaba con su templete, aunque sin el tradicional exorno floral compuesto de nardos, sino de varias flores (rosas, calas, rosas de pitiminí, jacintos y peonias). Los faroles se sustituyeron por unos candelabros de guardabrisa procedentes de la hermandad de Santa Ana de Dos Hermanas. Y la Virgen estrenaba un manto azul real bordado en oro por el taller de Pedro Palenciano Olivares y una toca de sobremanto de Jesús Castizo.

La procesión se inició a las 9 de la mañana partiendo desde su sede canónica, la Basílica menor de Nuestra Señora de la Caridad Coronada, hacia la Parroquia mayor de Nuestra Señora de la O mediante las calles Caridad, Monte de Piedad, Plaza de la Paz y bordeando el porche de la parroquia para situarse en la plaza Condes de Niebla.

Situado el paso frente a la Puerta de los Naranjos, delante del palacio ducal, comenzaba el acto en el que se renovaba el voto del patronazgo de la imagen, tal como pasase en 1618. En el mismo tomaron la palabra Doña Pilar González de Gregorio y Álvarez de Toledo, hija de la difunta XXI duquesa de Medina Sidonia Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura; Ilmo. Sr. D. José Manuel Sánchez-Romero Martín-Arroyo, párroco de la de Ntra. Sra. de la O, rector de la Basílica y director espiritual de la hermandad; y por último D. Jesús Esteban Vega López, su hermano mayor. La parte musical corrió a cargo de la Coral Polifónica "Nuestra Señora de la Caridad".

Tras este acto, que concluyó cerca de las 11 de la mañana, el paso se levantó a sones de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva del pueblo sevillano de Salteras. Volvió a bordear la Parroquia Mayor, volviendo a pasar delante de todos los lábaros y estandartes de las hermandades y agrupaciones de nuestra ciudad; y donde recibió una petalada de rosas rojas desde el campanario de la misma.

La procesión tomó la calle Luis de Eguílaz, donde el Coro de la Hermandad del Rocío le dedicó unas sevillanas a la Santísima Virgen con letra de Manuel Lobato Reinoso y música de Francisco Javier Palomino Montaño bajo el arco de Antonio Barbadillo de la calle Cuartel.

El paso siguió trascurriendo por la plaza Castillo de Santiago, Sevilla, Pedro Rodríguez, Santa Brígida, San Agustín, San Juan Grande, Borregueros, Mesón del Duque y Puerta de Jerez. Un recorrido inédito tras las murallas de la ciudad medieval, donde se concentraron gran multitud de público no solo de Sanlúcar sino foráneos como de la vecina localidad de Jerez de la Frontera o de Sevilla a pesar del sofocante calor que se alcanzaba durante las horas puntas del mediodía.

Llegada a la iglesia de San Miguel, la cofradía de la Borriquita recibió en sus puertas a la patrona con la imagen de su dolorosa, Nuestra Señora de la Victoria, junto con la hermandad letífica de San Antonio de Padua.

De vuelta a su templo tornó hacia la calle Descalzas, donde le esperaban las monjas carmelitas con las puertas abiertas. Luego prosiguió por calle Misericordias, regresando a la basílica.

Bajo el dintel de la puerta lateral se interpretó el Himno compuesto por Beigbeder, recogiéndose en torno a las 14;30h.

Esta procesión extraordinaria, junto con los traslados a todas las parroquias del municipio el pasado mes de abril, nos han dejado marcados buenos recuerdos en nuestras retinas y en cada estampa que ha quedado recogida.


La redacción de Gólgota21.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 GOLGOTA21